Me traslado

Hola a todos. Este es el último post que escribo en este blog. Me despido, me traslado a otra dirección. He tomado la decisión de moverme a un hosting propio para tener más control de mi blog y poder disfrutar de todas las ventajas que ofrece WordPress.org y poder así ofrecer más.

Pues nada más. Me despido desde aquí.

Nos vemos en www.bytecorner.net

Anuncios

¿Un futuro posible?

Como ya he dicho otras veces, hoy por hoy uno de los factores que más inclina la balanza a la hora de comprar un dispositivo con un sistema operativo u otro es el factor aplicaciones. En iOS las aplicaciones están más cuidadas y mejor elaboradas que en Android, pero en este tienen, normalmente, más opciones. Si jamás en la vida vas a utilizar más de un sistema pues no pasa nada, te acostumbras y punto, pero si eres un usuario de ambos, como es mi caso, vas a echar de menos cosas tanto en uno como en otro.

 

Pero ahora se nos abre un nuevo horizonte de luz y color que se llama HTML5, es decir, la quinta revisión del famoso sistema de programación. El mayor avance para mi es que con esta revisión los programadores se van a encontrar con un lenguaje más potente, con mayor rendimiento y con una disminución del código que hay que escribir y siendo a su vez más sencillo. Todo este avance en este lenguaje crea la oportunidad de crear unas excelentes aplicaciones que serían realmente multiplataforma. Este es el gran avance, aplicaciones multiplataforma.

 

Como usuario de las plataformas iOS y Android algo que siempre me ha molestado es que las aplicaciones no son las mismas y muchas veces entre ellas no son compatibles por decirlo de alguna manera. Para eso llega HTML5, para unirlos a todos. Me imagino que cualquier empresa de desarrollo de software para dispositivos móviles ha tenido que ver que esto es el futuro y que el futuro es ya, porque el que no lo haya visto ha cometido un error muy grande. Con esta nueva manera de programar nos encontramos con que, por ejemplo, una empresa que tiene 10 desarrolladores y antes destinaba 5 a programar para iOS, 3 para Android, 1 para Windows Phone y otro para Blackberry, ahora dispondrá de los 10 para crear aplicaciones en un solo lenguaje y que funcionarían en cualquier equipo. Claramente esto es beneficioso tanto para la empresa como para el usuario, porque tendríamos algo que funciona igual en todos los dispositivos que puedas tener y al acabar con la barrera de la calidad de las aplicaciones el usuario por fin tendría la ocasión de elegir el terminal que más se ajuste a sus necesidades y posibilidades. Esto mucha gente lo puede ver como una falta de exclusividad, espero que nadie lo considere un paso atrás porque estaría mintiendo o cometiendo el error más fatal que haya salido jamás de su boca o sus dedos.

 

Yo soy comprador de aplicaciones, ya que creo que hay que pagar el precio que alguien pone a sus creaciones. Todo en esta vida tiene un precio y este le fija el creador o poseedor de lo que queremos o necesitamos pero este se tiene que tener en cuenta entre otras cosas si la gente va a querer pagar lo que pide por ello, por eso entiendo que la gente que “piratea”, pero también les digo que si todos “pirateamos” al final nadie creará nada, porque al igual que tu no vas a trabajar por amor al arte la gente que hay detrás de todas esas creaciones ellos también quieren que se les pague su trabajo. Toda esto me lleva a la siguiente reflexión sobre los cambios que se avecinan.

 

Usar diferentes plataformas conlleva usar diferentes mercados de aplicaciones, esto es, pagar más de una vez por la misma aplicación. Es una cosa que me molesta, pero que entiendo, ya que es la misma idea pero la programación es totalmente diferente si pasamos de un sistema operativo a otro. Pero con la entrada en escena de la programación en HTML5 aparece una nueva pregunta. ¿Es ético cobrar más de una vez por la misma aplicación aunque se descargue en sistemas diferentes? Me pregunto esto porque ahora ya se eliminaría el factor de tener que realizar varios códigos para las diferentes plataformas, ahora sería un único código. Mi respuesta es que no es ético, pero que si se va a hacer.

Se va a hacer por el simple hecho de que los dueños de cada plataforma van a querer seguir sacando tajada de sus mercados. Van a querer seguir sacando un beneficio de tener esas aplicaciones en sus mercados dando a enteder que los desarrolladores ganan dinero gracias a ellos cuando es al revés. El caso más notable de que los que dan valor a un sistema son los desarrolladores lo tenemos en Windows Phone y en Blackberry.

 

Una vez planteado el nuevo “problema” que se plantea con la llegada de HTML5 quiero exponer cual sería mi solución. Pongo la palabra problema entre comillas porque para mi es un problema pero habrá otros que piensen que no porque van a sacar tajada por partida doble y lo que es peor otros ni siquiera se lo habrán planteado.

Mi solución es relativamente sencilla y creo que también acabaría con la excesiva piratería que hay en Android y esto atraería a más desarrolladores, pero eso es harina de otro costal.

Mi solución es la siguiente. Si la aplicación va a ser la misma para todos los sistemas y dispositivos la aplicación se debería poder descargar de forma gratuita de cualquiera de los mercados. Al iniciar la aplicación nos debería dar la opción de probarla por un tiempo limitado y con unas características muy básicas. A la hora de comprar dicha aplicación lo tendríamos que hacer dentro de la misma, esto lo estamos viendo en aplicaciones que nos venden extras dentro de ellas mismas. La diferencia viene ahora, como la aplicación será la misma para todos tendrá una base de datos común. Pues dentro de esa base de datos debería aparecer quien ha pagado por ella dando así la posibilidad de que pueda acceder dicha persona a la misma versión de pago pero en otra plataforma.

A mi no me parece muy complicado implantar este método ya que todos tenemos una cuenta de correo asociado a nuestro terminal, la aplicación solamente debería ver que el dispositivo en el cual la queremos instalar esta asociado a dicha cuenta de correo y en cuanto falte esa información la aplicación deja de

funcionar. El problema de que los mercados saquen beneficios también quedaría anulado si las compañías desarrolladoras pagasen un canon por el número de activaciones de la versión completa de la aplicación.


Yo no tengo conocimiento de programación y igual esto que estoy diciendo es imposible, pero es una solución que se me ha ocurrido ante el problema de pagar más de una vez por el mismo producto y el mismo trabajo. No creo que algo así se consiga ya que la ética es algo que escasea últimamente por el mundo.

Modificar escritorio de Ubuntu

Os dejo un vídeo en el que explico como cambiar el escritorio de Ubuntu para hacer que se parezca al escritorio de Mac.

Solo hay que instalar Gnome Shell y Docky.

¡Qué lo disfrutéis!

El equipo fundamental

Últimamente en la comunidad 2.0 en la que me muevo hemos estado preguntándonos cual sería nuestro equipo definitivo y soñado, el dispositivo para dominarlos a todos. La pregunta tienen una respuesta muy fácil. No existe.

No existe no porque no se haya inventado o no se vaya a inventar nunca, si no porque cada uno tenemos unas necesidades diferentes a las de los demás y lo que para mi puede ser una bendición para otro puede ser un peso que le arrastre al fondo de las aguas tecnológicas. Pero teniendo esto en mente he de decir, muy a mi pesar, que el único equipo fundamental para un geek es un ordenador junto a un teléfono móvil que simplemente le permita hacer llamadas y recibir mensajes.

Digo esto porque ahora mismo yo puedo hacer muchas cosas con mis dispositivos móviles pero aún así esas mismas cosas las puedo hacer con mi portátil pero al revés no, de momento hay cosas que no puedo hacer con mi smartphone o mi tablet. Suena raro que diga esto ya que me encanta la tecnología en movilidad pero es la verdad. Hoy por hoy puedes realizar la gran mayoría de las tareas cotidianas con tu teléfono y cada día podemos hacer más ya que la tecnología móvil es el campo que más rápido avanza en el ámbito de la tecnología de consumo, pero a la hora de trabajar casi todos acabamos delante de un ordenador.

Ahora bien, hace bien poco se ha mostrado una nueva idea que a mi entender puede revolucionar todos los conceptos que ahora abrazamos como normales y para mi este si que sería el equipo fundamental, Ubuntu for Phones. Aún no lo he visto en un funcionamiento real, ya que solo hemos podido tener acceso al vídeo promocional que lanzó la compañía Canonical y hasta que no vea el equipo en manos de algún gurú 2.0 no me podré posicionar del todo, pero de momento es el único concepto que hace un cambio revolucionario de 180º desde el primer iPhone.

Este si que sería mi caballo ganador porque de un plumazo sustituye a mi ordenador portátil por algo que ya tengo. Para mi Ubuntu for Phones puede ser uno de los mejores inventos ya que seguimos teniendo la interfaz intuitiva de los smartphones actuales añadiendo el tener un PC en tu bolsillo porque no nos olvidemos que los teléfonos actuales tienen la potencia de los ordenadores de no hace mucho tiempo. Con este sistema operativo instalado en nuestros smartphones y un dock, el cual estaría conectado a cualquier pantalla, más un teclado y ratón Bluetooth nos convertiría nuestro desaprovechado teléfono en un PC que nos valdría a la inmensa mayoría de la población mundial. El problema está en nuestro propio desconocimiento.

Otro de los puntos que me haría pensar en que es el equipo definitivo es que se acabarían los problemas con los fabricantes a la hora de actualizar ya que es software libre y esto me lleva al punto definitivo. La gran baza de mi elección como equipo fundamental es que este sistema operativo optimizaría bestialmente nuestros equipos alargando la vida útil de estos de una manera espectacular.

Mi elección esta hecha. Hoy por hoy mi equipo fundamental sería un ordenador portátil, pero en el momento que Ubuntu for Phones sea una realidad esa elección cambiaría. Me quedaría con un smartphone con Ubuntu y un dock con sus periféricos. Lo tendría todo.

Como siempre cada uno elige lo que más le conviene y el límite solo lo pone nuestra imaginación.

Cultura del software libre

Si hay algo que se pueda comparar al sentimiento de pertenecer a una comunidad, a un grupo como lo hace Apple eso es el software libre.

Hace tiempo que empecé a usar Linux, no como plataforma principal si no como curiosidad. Al principio me asustó mucho y el uso que hice de él fue muy intermitente ya que no era nada fácil ni cómodo de usar. Poco a poco fui leyendo y obteniendo información. Volví a retomarlo y cuando el uso que hacía de la distribución, Mandriva por aquel entonces, se empezó a hacer habitual. Me empezaba a enamorar de ese sistema y de todo lo que ello implica.
Cuanto más lo usaba más me preguntaba porque seguía usándolo, porque seamos sinceros, era un horror usarlo, nada funcionaba a la primera, pero ahí residía su encanto. La idea me atraía mucho, el que algo quiere algo le cuesta. El momento en el que conseguías que algo funcionara como querías era grandioso y lo saboreabas como el mayor de los triunfos y eso que solo habías buscado la información por los canales necesarios y pues en juego dicha información, pero te sentías como el mayor de los hackers. Suena irrisorio pero a mi así me lo parecía.

Una de la mayores satisfacciones que he obtenido ha sido que mientras buceaba entre toda la información que tenía a mi alcance me sentía parte de una comunidad, de un organismo vivo ya que a la vez que yo obtenía información también era capaz de ayudar a gente que estaba pasando por algo que yo ya pasé. Esa es la grandeza del software libre.
Ahora mismo Linux ya no es el sistema operativo oscuro y tenebroso que antaño fue. Las distibuciones han evolucionado mucho y con Ubuntu a la cabeza han hecho un gran esfuerzo por convertirse en unos sistemas más amigables para el usuario. Es el momento para perder el miedo a dar el paso y abrazar esta cultura.
El pasado día 2 de enero esta cultura ha dado un paso más y quizás el definitivo creando, la compañía Canonical, el nuevo formato de Ubuntu para smartphones. Es un paso gigantesco del que aún poco podemos hablar ya que solo presentaron un vídeo para ver que quieren proponernos, pero la verdad es que tienen una pinta genial. Puede que estemos presenciando el fin de la era de los ordenadores tal y como los conocemos, pero ya hablaré de esto más adelante cuando tengamos más datos.

Vivimos en un mundo globalizado y más aún en el mundo de la tecnología, esto quiere decir que detrás de cada paso que damos hay una gran empresa por eso ahora más que nunca creo que es más necesario el aire fresco del software libre. Esto no quiere decir que usando software libre no vayas a pasar por el aro, porque no es así. Los servicios que nos ofrece la red están controlados por esas grandes corporaciones pero si nuestra base, nuestro equipo está basado en el software libre habremos dado un gran paso hacia una libertad real. La libertad de poder elegir, la única y verdadera libertad.

Todo este mundo del software libre se mantiene y sobrepasa la barrera tecnológica y llega al ámbito humano debido a todo lo dicho antes. Todos podemos aportar. No hace falta que sepas crear código para nuevos programas o utilidades, tan solo con ser usuario estás aportando ya que de tu propia experiencia pueden salir informes para mejoras del sistema y como ya he dicho otras personas pueden aprender de ti ya que tendrán que pasar por lo que tú ya has pasado y podrás disfrutar ayudándoles. Esto es la cultura del software libre.

Si alguien me pidiese que definiera el software libre en una sola frase diría: Es un software creado por una comunidad enorme por amor al arte.

¿Hay algo mejor que hacer algo por amor?

Fotografía en movilidad

De un tiempo a esta parte me he aficionado mucho a la vida en movilidad, es decir, realizar todo tipo de tareas sin tener que estar atado a un equipo fijo, y a sea un PC de sobremesa o un portátil. Antes mi vida giraba alrededor de mi portátil y aún que sigo usándolo, sus horas de trabajo han sido reducidas, centrando su uso a la descarga de archivos de vídeo y audio.

Al cambiar el estilo de mi relación con la tecnología muchos hábitos o acciones de mi vida han sufrido cambios ya que considero que soy una persona bastante tecnodependiente, sin ser esto algo malo, porque se perfectamente donde están los límites y no llego a considerarme un tecnoyonki porque si que puedo pasar un par de días sin mis aparatos, no me pidáis mucho más. Un aspecto que ha cambiado ha sido el de la fotografía.

La fotografía es un arte que me fascina y el cual creo que es muy complicado pero en los tiempos que vivimos tenemos todo muy al alcance y podemos aprovechar tanto nuestros dispositivos como la información que hay en la Red para hacer una incursión en este maravilloso mundo. No es que me considere un gran fotógrafo, ni tampoco uno bueno, pero es algo que me gusta mucho y me relaja. Mi padre me enseñó los conceptos básicos de como utilizar bien una cámara reflex, no el modo automático. El uso de esta cámara me gusta mucho pero lo reservo para cuando voy de vacaciones y de verdad quiero sacar unas buenas fotos, para el resto de mi tiempo uso la cámara de mis dispositivos de bolsillo porque ha llegado un punto en el que veo absurdo tener una cámara compacta ya que la calidad de las de los móviles han mejorado una barbaridad. Sigo pensando, y lo pensaré siempre, que si quieres dedicarte a sacar fotos debes comprarte una buena cámara y sobretodo aprender a usarla. En el mundo de la movilidad en el que me estoy moviendo últimamente he descubierto el buen trabajo que se puede realizar con un smartphone u otro dispositivo móvil y el software de retoque fotográfico que podemos encontrar en los diferentes mercados de aplicaciones.

El otro día salí con mi bici a hacer unos recados y como terminé temprano aproveché para pasar un rato en uno de los parques de mi ciudad escuchando música y sacando unas fotos ya que hacía un día magnífico. Llevaba conmigo mi Nexus 4 y el iPod Touch de 5ª genereación. Dos aparatos con buenas cámaras aún que diferentes. De la cámara del Nexus 4 se ha hablado mucho y mal pero para en mi opinión creo que se ha exagerado. Bien es cierto que la cámara del Galaxy SIII es bastante mejor también he de decir que si te paras unos segundos para enfocar bien y hacer los ajustes correspondientes puedes sacar unas más que competentes fotos. En cambio la del iPod es una buena cámara pero que lo hace todo por ti, cosa que no me gusta. Con esta cámara solo tienes que mirar en la pantalla, tocar la zona a enfocar y ella se encarga de hacer la medición de la luz en ese punto y así ajustar todos los parámetros. Esta bien para sacar fotos casuales que le digo yo, enfocar y disparar. Su disparo es más rápido que el del Nexus 4 pero también nos puede engañar la animación que tiene iOS de cerrar el obturador.

El caso es que pase cerca de una hora y media haciendo fotos y probando diferentes configuraciones. La panorámica del iPod está bien, la puedes hacer a una velocidad más alta que con otros dispositivos que he probado pero tampoco me sorprende demasiado porque llevo mucho tiempo usando esta función, desde el Nokia Navigator. De la función que no me cansaré nunca es del Photo Sphere de Google. Me parece una maravilla y si te lo tomas con un poco de calma puedes hacer unas fotos increíbles, muy impactantes.

El caso es que después de hacer esas fotos pues me fui a casa y seleccioné las que más me gustaban y descarté las que estaban mal, algunas las edité y finalmente las compartí a las diferentes redes sociales y todo esto sin pasar por un PC. ¡Me encanta!

Hemos acabado, parcialmente, con la barrera de un equipo fijo. Os pido que miréis atrás en el tiempo, tampoco mucho, y decirme si hace 5 o 6 años soñabais siquiera con poder sacar una foto y que estuviera a la altura de muchas cámaras compactas de la época. Y menos pensar en poder editarlas y compartirlas en un momento y sin tener que cambiar de equipo. Esto hace que me pregunte, ¿qué vendrá después? No creo que haya mucho cambio, solo cambiará la calidad y siempre en aumento.

Ardo en deseos de vivir el futuro pero disfruto cada segundo del presente. Viva la movilidad.

2012-12-29 10.38.07

 

Fotografía tomada con Nexus 4

2012-12-29 10.41.16

 

Fotografía tomada con Nexus 4

2012-12-29 10.52.06

 

Fotografía tomada con iPod Touch 5g

 

la foto

 

Fotografía tomada con iPod Touch 5g

Retocada con Snapseed

Próxima entrevista

En breve publicaré lo que creo que será una gran entrevista. Estar atentos.

 

wifivilidad

Vivir en Movilidad extrema

Cafetero

Blog personal y de opinión sobre tecnología y sociedad...

Vidas en red

8 Bit Corner